El microblogging es una de las herramientas más fundamentales en Social Media. Entre las más destacadas está Twitter. Con ella podemos contar las cosas que nos suceden o nos interesan, debatir sobre diferentes temas, etc. Este servicio está creciendo muy rápido a nivel de usuarios ya que todo lo que se publica es a tiempo real y resulta muy interesante estar al tanto de las últimas novedades de forma inmediata.

Al ser un servicio tan dinámico, muchas empresas están haciendo uso de esta herramienta para servicios como el de atención al cliente. Esto tiene sus ventajas y sus desventajas, ya que si ofrecemos un buen servicio, al ser una red social, será una buena forma de promocionar nuestra marca y que los seguidores vean la buena calidad de nuestro servicio. Sin embargo, si un cliente no está satisfecho con nosotros, no dudará en exponerlo de cara a todo el público en las redes sociales, lo que provocaría un fracaso en la promoción de nuestra empresa.

Para ello, debemos asegurarnos de darle una exquisita atención a ese cliente pidiendo disculpas públicamente asumiendo nuestro erro y resolverle el problema o recompensarle por el daño ocasionado. De este modo, ante un problema, si lo sabemos resolver correctamente puede resultar una buena manera de promocionarnos positivamente, ya que los seguidores quedarán tranquilos de que a cualquier duda o problema se lo resolveremos rápida y eficazmente.

Pero la atención al cliente no es el único uso que una empresa puede dar a Twitter. También lo puedes usar para:

1.- Promocionar una marca.

2.- Difundir novedades (artículos, concursos, eventos, etc.). De este modo los seguidores difundirán esta información a sus contacto y podremos abarcar un público mayor.

3.- Identificar a los usuarios más fieles y establecer una relación especial entre ellos. Hay que conseguir fidelización con los clientes, algo que para las empresas puede llegar a ser muy costoso.

4.- Redirigir a los seguidores a nuestra web u otras web y convertir estas visitas en ventas.

CONSEJOS PARA TENER ÉXITO EN TWITTER

  • BIOGRAFÍA. Esto es lo primero en lo que se van a fijar los usuarios, por lo que hay que ser muy creativos pero acorde con la idea de lo que queremos publicar.
  • HASTAGS (#). Esta es la vía por la que te pueden encontrar, así que es muy importante que hagas una buena selección de ellos. No es recomendable usar más de dos hashtags por tweet, ya que con esos es más que suficiente.
  • No lo cuentes todo al principio, sé creativo al expresarte y elige un buen título que incite a querer saber más.
  • IDENTIFICACIÓN. Poner una foto, nombre, apellidos y dirección es esencial para que te conozcan y generar confianza con tus seguidores.

Deja un comentario!